Tal vez somos eléctricos – Reseña

«No hay electricidad en ningún otro lugar. Solo aquí, entre nosotros» Tegan Everly es una chica tímida de dieciséis años. En el instituto, solo habla con su amigo Neel, pero ahora mismo las cosas entre los dos no van bien, y no tiene a nadie con quien ser ella misma. Así que, cuando se ve obligada a enfrentarse a una verdad desagradable, huye durante una tormenta de nieve al pequeño museo local dedicado a Thomas Edison, un refugio al que suele acudir en busca de paz y tranquilidad. Sin embargo, no está sola. Allí se encuentra con Mac Durant, el chico más popular de su instituto. Tegan no lo soporta, pero el Mac que tiene delante no se parece al futbolista magnético que conoce: es alguien que pide ayuda. Durante una noche inolvidable, Tegan y Mac dejarán a un lado las presiones y sus prejuicios y forjarán una conexión inesperadamente electrizante que cambiará sus vidas para siempre.

Ante todo muchísimas gracias a Wonderbooks por facilitarnos el ejemplar para esta reseña.

Para empezar no tenía ni idea de que este era el mismo autor que Querido Evan Hansen. La verdad es que ni he visto el musical ni leído el libro, pero me parece una historia interesante y ahora que tengo una idea del estilo del escritor tengo aún más ganas de leer el libro.

Lo que más me ha gustado del libro es cómo empieza. Normalmente nos dan un pequeño contexto de lo que está pasando. Esa típica introducción para meternos en la historia poco a poco. Sin embargo en este libro los tres primero capítulos no me dejaron más que preguntas. La principal: ¿Qué está pasando?

La trama transcurre principalmente en una noche. Tegan está en el museo de Edison de la ciudad (que para empezar no debería estar ahí) cuando de repente aparece Mac con la mano ensangrentada y diciéndole que tiene que llamar al 911.

Según avanza la historia vamos intercalando las horas que pasan juntas durante la noche y las horas antes de que se encontraran, que explican cómo llega a estar Tegan en el museo en medio de una tormenta de nieve y por qué Mac también llegó allí. Con sangre.

Poco a poco se crea una confianza entre los personajes que se van contando las cosas más íntimas de sus vidas, todo ello con Edison y sus inventos como hilo conductor.

Personalmente no me fascinan las historias que pasan en tan poco tiempo porque creo que quieren meter mucha historia en un espacio de tiempo muy corto. Y lo que consiguen es precipitar la trama, sobre todo al final. Es verdad que en este libro pasa un poco más de tiempo, pero el desenlace me ha parecido igualmente rápido.

De hecho hubo un momento en que pensé que la historia iría por otro camino totalmente distinto y la verdad es que estaba muy emocionada con la posibilidad. Peeeero no.

Aún así he disfrutado muchísimo el libro y todas las incógnitas que me dejaba al principio. Y lo que más, que me ha dejado unas ganas terribles de ver nieve!

-ALI

Advertisement

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s