Hamilton (Musical en Disney +) – Reseña

Cuenta las experiencias de Alexander Hamilton a lo largo de su vida, dividido en dos actos; acompañado también de cómo variadas figuras históricas influyeron en su vida, tales como Aaron Burr, John Laurens, Hercules Mulligan, Marqués de Lafayette, Elizabeth Schuyler Hamilton, Angelica Schuyler, Peggy Schuyler, Philip Hamilton y figuras políticas e históricas importantes como el primer presidente de los Estados Unidos, George Washington, James Madison, y Thomas Jefferson.

Creo que todo esto va a ser bastante incoherente, pero no tengo palabras para explicar lo mucho que me ha gustado este musical. La verdad es que no tengo mucha experiencia en musicales, pero creo que Hamilton probablemente supere la mayoría (pero bueno, esto es cuestión de gustos eh).

La obsesión empezó después de leer Alex & Eliza de Melissa de La Cruz (del que haré también reseña próximamente porque cualquier cosa relacionada con Hamilton es LOVE), y después pude ver el musical y así llevamos un par de días.

Literalmente me pongo el musical diez veces al día para escuchar mis canciones favoritas (no me lo pongo entero porque son 2 horas y 40 minutos, y porque emocionalmente no soportaría verlo entero tantas veces tan seguido) y las canto y lloro y soy feliz.

Voy a pasar a hablar de las cosas que me fascinan (hay miles y las quiero contar todas pero tendríamos que estar todo el día, o dos):

-Las coreografías: me quedo embobada mirando los movimientos y pensando en la cantidad de trabajo que supone coordinar a todos los actores para que el resultado sea esta maravilla.

-La música (OBVIO): en mi opinión la banda sonora es impresionante. El hecho de que el rey Jorge cante en un estilo más convencional y los revolucionarios rapeen me parece una fantasía. Las canciones que escucho en repetición son Alexander Hamilton, Satisfied y Who lives? Who dies? Who tells your story? Mi TOP 3 en ese orden. FAN-TA-SÍA

-Los detalles: me encanta descubrir nuevos detalles cada vez que lo veo. He tardado diez reproducciones en darme cuenta de que los actores de Lafayette y el rey Jorge sale del escenario de la mano y estoy IN LOVE! Vivo por los pequeños detalles.

-Lin-Manuel Miranda. Le quiero. Eso es todo.

Ahora (+/-) en serio. El musical es increíble y merece muchísimo la pena. Todos los actores dan el 100% y el resultado no pude ser mejor. La forma en la que cuentan la historia es es amena y entretenida, con muchísimos toques de humor; y aunque hay detalles que han cambiado por el bien de la trama (suele pasar, no problemo) el 98% de las cosas pasan así mismo. Espero poder leer el libro en el que se inspiró Lin-Manuel Miranda porque necesito saber más después de haber visto el musical.

Y dicho esto… me voy a escuchar las canciones, AGAIN.

Show must go on!

-Ali

Yo no sé si voy a sobrevivir a esto. Me he morido ya.

¿Las canciones? Nueva playlist para TODO. Hasta para dormir me vale.

¿Los bailes? A tope, chica, a tope.

¿La música? Mira, bailando. Me paso el día bailando, como Alaska. Sí, señores. Pero mi vecino no molesta, que es muy majo el hombre.

En fin, que no puedo dejar de llorar cuando empieza: Satisfied. Pero la última canción… Es que me mata. He tenido que morir ya unas 40 veces (sin exagerar, que he tirado a lo bajo).

A ver si soy capaz de decir algo más que cosas sin sentido.

Lo primero en lo que me fijé (dejando de lado lo mucho que me emocionaba poder verlo después de tantos años oyendo hablar de él. AY MI HAMILTON) fue en que los personajes del bando de los Ingleses y, más tarde, personaje más conservadores tienden a cantar canciones más parecidas al estilo típico de Broadway. Mientras que, los revolucionarios y más progresistas, representaban canciones con estilos más innovadores (para un musical de Broadway) como lo es el Rap.

Me fascinan tres canciones en concreto: Alexander Hamilton (la primera), Satisfied (la nº 11) y who lives, who dies, who tells your story (la última). En mi opinión, resumen bastante bien la trama general, que no deja de ser la historia de USA antes, durante y después de la Guerra de Independencia, además de la biografía de Alexander Hamilton. Sin embargo, hay muchas otras joyas (Helpless, You’ll be back (La del Rey Jorge, que tengo que admitir que me hace mucha gracia), My Shot…).

Hablando entonces de la última canción unida a la última escena, me parece muy inteligente cómo le dan protagonismo final a Eliza en lugar de a Hamilton. Me hizo pensar en las palabras de la canción: “Who tells your story” (¿Quién cuenta tu historia?). Precisamente, muchas mujeres de personajes importantes han sido partes importantes de sus vidas, pero también han sido relegadas al anonimato. Por eso, me gusta mucho cuando Eliza canta este verso: I’m erasing myself from the narrative (Me elimino de la narrativa) o I put myself back in the narrative (Me pongo de nuevo en la narrativa). Es un personaje que decide recuperar su importancia cuando es “irrelevante” para el resto del mundo y se aleja de la atención mediática cuando les es importante porque Hamilton admite haberla engañado. No sabría decir porque me gusta, pero creo que hay algo interesante en esas palabras.

Tengo muchas ganas de leer el libro en el que se inspiró Lin-Manuel Miranda para componer estas canciones que más tarde se fundieron en el musical. Además, me encantaría leer la trilogía que escribió  Melissa de la Cruz, basándose en el romance entre Hamilton y Eliza. Soy consciente de que son adaptaciones diferentes y que no voy a ver el mismo tono “humorístico” que tiene en ciertos momentos el musical, pero la obsesión que tengo (aunque no supere a la de Ali…) es bastante grande.

-L

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s