Guía del autoestopista galáctico – Reseña

on

“Es un jueves perfecto para demoler una casa propiedad de Arthur Dent, y desintegrar el planeta Tierra. Funcionarios del Estado gerente de imperturbables ideas fijas sean empleados del ayuntamiento o tripulantes de una Flota Constructora procedente de un planeta a años luz, abren una vía de circunvalación local y una gran autopista hiperespacial. Es el momento idóneo para tomarse una copa y hacer autoestop galáctico. En peligro inminente de extinción, recurriremos a la Guía del autoestopista galáctico, gran bestseller universal.”

Este libro me llamó la atención enseguida. La portada me encantaba, obviamente, pero el título… me intrigaba muchísimo. No conocía esta saga, ni siquiera sabía que era una saga xd. Y ahora es uno de los libros que más me gustan.

Creo que es bastante difícil hacer una reseña de este libro porque, por un lado es graciosísimo y cada capítulo es ridículo y adictivo, pero por otro no hay un argumento como tal. Es un relato que simplemente fluye, no sabemos muy bien en qué dirección o con qué propósito xd. Así que hacer una reseña sin contar algo que quite la gracia a la historia es un poco imposible.

Me gusta que empiece con algo tan importante para un humano: se va a quedar sin hogar, van a derrumbar su casa para construir una autopista. Y de repente todo eso deja de importar cuando toda la Tierra es destruida porque los ¿extraterrestres? ¿seres interespaciales? (desde luego tienen nombres muy interesantes) han decidido que por allí va a pasar una autoestopista hiperespacial. Ironías de la vida ¿verdad?

Lo que sigue a partir de aquí es una aventura loca y sin sentido por la galaxia a cargo de Arthur y Ford, que sin querer (por lo menos en el caso del pobre Arthur que no sabe dónde se ha metido) se convierten en autoestopistas galácticos a bordo de una nave vogona (shh, no se lo digáis a los vogones porque ODIAN a los autoestopistas galácticos).

Personalmente me ha hecho mucha gracia, más de lo que esperaba. Los extractos de la Guía del autoestopista galáctico son una de las mejores partes. Las descripciones que estos seres tienen de cosas humanas como toallas o su variante del alcohol (con receta incluida). Marvin, el robot que conocen en una de las paradas (muy importante), tan inteligente que está deprimido. Pensamiento Profundo y el número 42. Son cosas que no tienen sentido así sin más, y que parecen ridículas. Desde luego os puedo prometer que son muchísimo más ridículas y sin sentido cuando las leéis, pero las risas están garantizadas.

Sé que hay una película y tengo ganas de verla para ver cómo han adaptado este sin sentido, debe de haber sido complicadísimo. Pero más ganas aún tengo de leer el resto de libros de esta “trilogía en cinco partes” (es que hasta esto es ridículo).

Si la habéis leído, POR FAVOR comentad que os ha parecido o qué parte os ha hecho gracia porque necesito hablar con alguien de esta maravilla. Y si no lo habéis leído os insto a hacerlo porque el humor no tiene desperdicio.

-Ali

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s