¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? – Reseña

En el año 2021 la guerra mundial ha exterminado a millones de personas. Los supervivientes codician cualquier criatura viva, y aquellos que no pueden permitirse pagar por ellas se ven obligados a adquirir réplicas increíblemente realistas. Las empresas fabrican incluso seres humanos. Rick Deckard es un cazarrecompensas cuyo trabajo es encontrar androides rebeldes y retirarlos, pero la tarea no será tan sencilla cuando tenga que enfrentarse a los nuevos modelos Nexus-6, prácticamente indistinguibles de los seres humanos.

51uxEarZrLL._SX325_BO1,204,203,200_.jpg

Antes de nada: Hay peli. No la he visto. La veré… Es Blade Runner, en caso de que le pueda interesar a alguien.

En cuanto al libro… ¡Qué maravilla! Los personajes, la ambientación, el estilo, etc. Cuadran perfectamente y aunque tiene que describir mucho (es un mundo postapocalíptico) no se hace pesado ni repetitivo.

El personaje principal tiene una gran cantidad de contradicciones lo que le hace ser más real. Los humanos nos solemos contradecir y equivocar. Pensamos una cosa y hacemos o decimos otra. El contraste que tiene con un segundo personaje que la sociedad le tacha de “cabeza hueca” pero parece que comprende más que el resto.

Hablemos ahora de los androides, el hecho de que alguno no sea ni siquiera consciente de lo que son por algún motivo me dice mucho. Todo el libro trata sobre una serie de crisis existencialistas: ¿Qué soy? ¿Dónde estoy? ¿Qué es real y que no? Y estas preguntas no solo se las hacen los personajes, Phikip K. Dick ha conseguido que yo misma me haga esas preguntas. ¿Cómo sabemos que lo que vemos, oímos o tocamos es real? Nosotros mismos podríamos ser unos androides o una simulación. Eso es algo imposible de saber.

Otro personaje que sale poco y creo que está infravalorado es la mujer de Rick Deckard, el protagonista. Sale apenas al principio y al final, y solamente da una idea: Sentir. Os explico: En el mundo post apocalíptico en el que viven humanos que decidieron quedarse en la tierra (contaminada) en lugar de emigrar a marte. Hay una especie de máquina (es complicado de explicar, pero en el libro se entiende) que, dependiendo del número que elijas te provoca una sensación, un sentimiento. Esta mujer, Iran; descubrió el número de la depresión y de vez en cuando lo elige. ¿Sus motivos? Leeros el libro 😉

Creo que si habéis llegado hasta aquí habréis comprendido que lo recomiendo mucho, y si habéis visto nuestro Goodreads sabréis que le hemos puesto el máximo de puntuación. Me ha encantado y ahora quiero leer más libros de este autor.

Si lo habéis leído o visto la película no dudéis en comentar vuestras opiniones, nos encanta comentar estas cosas. Sin spoilers por favor  😁

– L

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s