¿Y si fuéramos nosotros?-Reseña

“Arthur está en Nueva York solo por el verano, pero si Broadway le ha enseñado algo es que el universo te puede enviar un impresionante romance cuando menos te lo esperas. Ben piensa que el universo debe ocuparse de sus propios asuntos. Si el universo lo apoyara, no estaría en camino a la oficina del correo llevando una caja con las pertenencias de su exnovio. Pero cuando Ben y Arthur se encuentran en el correo, ¿qué es exactamente lo que el universo les tiene reservado? Tal vez nada. Al fin y al cabo, se separan. Tal vez todo. Al fin y al cabo, se reúnen. Pero ¿qué sucede si no pueden lograr una primera cita exitosa… o una segunda… o una tercera? ¿Qué sucede si Arthur se esfuerza demasiado para hacerlo funcionar… y Ben no se esfuerza lo suficiente? ¿Qué sucede si la vida no es realmente como una obra de Broadway? Pero ¿y si lo es?”

Y si fueramos nosotros-Reseña-Thebookslayers

Como ya conozco a estos dos autores y me gustan por separado, un libro escrito por los dos me pareció la mejor idea del mundo y estaba muy ilusionada por leerlo. Pero también tenía curiosidad por ver el tipo de libro que habría salido, teniendo en cuenta que los dos autores, aunque se mueven en la temática de novela juvenil, tienen estilos muy distintos.

Y obviamente ha sido una lectura muy tierna y entretenida. Me ha gustado mucho la dinámica de Arthur y Ben. Sus diferencias y similitudes. Sus dudas sobre la efectividad del universo. Sus temores y reservas en cuanto a permitirse enamorarse el uno del otro. Sus relaciones con sus amigos y familiares… e incluso exnovios. Personalmente me sentía más identificada con Ben que con Arthur. Su forma de ser en general, y cómo se comportaba con amigos y familia me ha conquistado más porque me recuerda más a mí. Mientras que Arthur, aunque entrañable, me parecía mucho más empalagoso e incoherente a ratos.

Pero la duda que tenía sobre sus estilos se contestó rápidamente. En mi opinión, había mucho más del estilo de Becky que del de Adam. O quizá el tono de Becky amortiguaba el de Adam. No estoy muy segura de cuál es la respuesta. Si tuviera que elegir entre los dos, creo que los libros de Adam siempre me han llamado más la atención porque incluso dentro de lo que se supone que es una novela romántica destaca un tono lúgubre que me parece muy original y atractivo.

Creo que, si bien debieron de escribir los capítulos y dar forma a los personajes de forma conjunta, el personaje de Ben me parecía más parecido al estilo de Adam y el de Arthur a Becky, y quizá por eso me sentí más identificada con él.

En general es un libro muy bueno y totalmente recomendable y los amantes de estos dos autores estarán encantados. Pero puede que la fusión de dos estilos tan distintos no me acabe de convencer, creo que me dedicaré a leer sus libros por separado.

-Ali

Teníamos ganas de hablar ya de este libro que nos traen dos de los autores jóvenes más importantes de estos momentos. Hemos escrito ya varias reseñas en el blog de sus libros por separado y cuando publicaron esta historia sabíamos que teníamos que opinar también sobre ella.

Yo tengo que empezar diciendo que ni Arthur ni Ben, el ganador es Dylan. O sea, la persona que más he querido en esta historia y la que quería que fuese mi amigo. Un aplauso para los personajes secundarios que nos alegran la vida y hacen la lectura más fácil.

Lo contrario me pasa con Hudson, el ex de Ben, ni me cae bien, ni me lo termino de creer y, además, solo pensaba en que rebajase dos rayitas a su intensidad porque me estaba poniendo nerviosa.

Sobre la forma de reencontrarse los protagonistas tengo sentimientos encontrados, por una parte, sabemos que esto es un libro pero pensad por un momento que pones un anuncio, en la vida real, para encontrar a una persona y que no te denuncian por acoso. Es que en mi cabeza no termina de ser un gesto romántico.

Igualmente ellos dos son muy intensitos pero muy bonicos. En ciertas partes hay comportamientos muy de niño pequeño pero al final son dos adolescentes viviendo una historia de amor con fecha de caducidad.

Quiero agradecer todas las referencias de musicales que existen porque las locas de los musicales, o sea yo, lo agradecemos. También me gustaría dar las gracias a la conversación donde se menciona My So-Called Life, una de las mejores series de los 90 y donde puedes disfrutar de Jordan Catalano.

Este último párrafo está muy bien hasta que confieso que yo tampoco he escuchado/visto Hamilton. No matarme, lo haré en breves. No puedo seguir alagando el momento.

Por otra parte debo confesar que yo no he distinguido a los autores mientras lo leía, puedes pensar que ciertas acciones o conversaciones son más propias de Adam que de Becky pero al final, tiene una forma de escribir bastante parecida. Es un punto muy a favor del libro, porque no hay cambios bruscos al cambiar los capítulos y los personajes tienen coherencia siempre.

No me quiero ir sin reivindicar a los churros. Os pido por favor señores estadunidenses que no les echéis cosas por encima o los hagáis de sabores.  Los churros llevan azúcar encima y se mojan en chocolate o son de chocolate, eso también es aceptable. No hagáis daño a mi cultura. Con la comida no se juega.

Ahora sí, para terminar decir que no dejéis los libros con finales abiertos porque mi paz mental no lo aguanta. Cerráis los libros con un final feliz, preferiblemente, porque la vida ya es demasiado dura.

Os animo a leer esta historia solo por esta frase “I don’t know if we’re a love story or a story about love”

-Ce

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s