El Principito-Reseña

¨Un aviador se encuentra perdido en el desierto del Sahara, después de haber tenido una avería en su avión. Entonces aparece un pequeño príncipe. En sus conversaciones con él, el narrador revela su propia visión sobre la estupidez humana y la sencilla sabiduría de los niños que la mayoría de las personas pierden cuando crecen y se hacen adultos.¨

9788478887194

Menuda responsabilidad hablar de un clásico como este.

No es mi primera, ni segunda vez leyendo el libro. De pequeña lo intenté muchas veces y jamás pasé de la parte del cordero, creo que no tenía la sensibilidad necesaria para entender ciertas cosas.

Desde la dedicatoria para su amigo, el autor me tenía cautivada y con toda mi atención puesta en el texto. Creo que es un acierto que estén incluidos los dibujos del autor para que podamos comprender algo más el mundo que crea.

Ver como habla de los adultos y darte cuenta que realmente es así duele. Mayormente porque tienes que aceptar que tú también has crecido y has perdido la inocencia y la capacidad de disfrutar verdaderamente de las cosas.

Cada planeta que el principito viaja es un ejemplo del tipo de personas que te encuentras en la vida, nadie tiene tiempo para sentir y quien siente trata de ocultarlo porque no está bien visto.

El libro me parece una pequeña obra de arte de la que nunca me canso. Cada vez que lo leo encuentro algo nuevo, aunque sea una frase que me haga reflexionar.

Siempre que hablo con alguien sobre el libro me dan diferentes respuestas acerca de lo qué trata la historia. Como confesión, tengo que decir que a mí, personalmente, siempre me ha parecido una historia de amor.

-Ce

Es la segunda vez que leo este libro. La primera era bastante pequeña, y aunque siempre he recordado con mucho cariño la historia, reconozco que no la entendí tan bien como lo he hecho ahora.

Porque es verdad: los adultos somos aburridos.

A veces no tenemos la capacidad suficiente para ver las cosas como bellas, sino que vemos cifras y formalidades. Y leerlos con tantos años de diferencia me ha hecho darme cuenta de que cuando somos niños vemos las cosas buenas y somos únicos y diferentes y destacamos simplemente por negarnos a tomar un no por respuesta o por tener una imaginación desbocada. Pero cuando somos adultos, nos volvemos todos iguales. No apreciamos las cosas como son, sino que intentamos darle la vuelta según mejor nos convenga.

La forma en que el principito describe los planetas que ha visitado es solo una de las muchas formas en que se manifiesta la sociedad. Y más tarde cuando habla de la gente de la Tierra y los describe a todos como parte de alguno de esos grupos no puedes evitar pensar que es cierto que de una u otra manera todos entramos en alguno.

Una de las partes que más me gusta son los dibujos. Tan sencillos pero a la vez tan importantes para entender mejor la historia. Y de hecho, con ellos se ve muy bien la diferencia entre adulto y niño. Porque si bien la primera vez me gustó la historia, probablemente lo que entendí fue gracias a los dibujos; mientras que esta vez he entendido la historia por lo que pone, y los dibujos han sido un recordatorio de que siempre hay que usar la imaginación.

Quizá cuando vuelva a leer este libro en un par de años tendré otro punto de vista.

-Ali

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s